¿ La menopausia engorda ?


¿ La menopausia engorda ? Una pregunta clásica, pero muy interesante.

la menopausia engorda

Te la respondemos hoy de forma sencilla y te damos algunas pautas

La menopausia es una etapa de cambios hormonales. El cuerpo deja de producir estrógenos y esto suele ir acompañado de alteraciones físicas, entre las que puede aparecer un aumento de peso y acumulación de grasa en zonas concretas como el abdomen y los muslos.

El metabolismo se vuelve más lento, el cuerpo necesita menos energía. Además, los músculos pierden tono y firmeza.

Pero no es el fin del mundo ni mucho menos, acaba con el miedo de la menopausia engorda… es posible  mantener el peso durante la menopausia con el deporte y la alimentación.

Pautas para adaptar tu dieta a la menopausia

    • Equilibra las cantidades. Como regla general, tanto para la comida como la cena, debemos tomar como medida un plato llano y cubrir un tercio con alimentos cuya base sea la proteína y los otros dos tercios con verduras. Como postre, siempre fruta fresca y, como bebida, preferiblemente agua.
    • Reparte la ingesta de comida en cinco tomas (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).  Si cumples las cinco tomas, mantendrás activo el metabolismo y conseguirás maximizar la quema de calorías. Además, tu cuerpo tendrá sensación de haberse saciado, lo que te ayudará a evitar los picos de ansiedad.
    • Más proteínas y más saludables. Recuerda que ayudan a mantener el tono muscular y aportan vitalidad. Reduce el consumo de las carnes rojas y elige alimentos con proteínas de calidad: pescado azul, huevos, legumbres, tofu….
    • Consume carbohidratos de forma inteligente. Son el combustible del cuerpo y, por tanto, son esenciales, pero si quieres que formen parte de tu día a día debes hacer ejercicio o si no se almacenarán en forma de grasa. Busca hidratos de carnono de origen natural y tómalos durante el desayuno y el almuerzo, pero no en la cena.
    • ¿Picar entre horas? Solo si es un snack sano. Controlar la alimentación genera estrés, especialmente en el tramo de la tarde a la noche. Para combatirlo es importante mantener la rotación de cinco comidas (de ahí la necesidad de almuerzo y la merienda) y siempre tener a mano algún snack sano como un puñado de frutos secos sin tostar, fruta o una barrita de proteínas.

Además de estas reglas básicas de nutrición, es importante el ejercicio físico, en la medida de tus posibilidades.

Si nunca lo has hecho, basta con que empieces con una media hora dos o tres días por semana. Caminar a buen paso, yoga, pilates, natación o gimnasia de mantenimiento son actividades eficaces para mujeres que estén en las puertas o ya en plena menopausia.

Deja atrás lo de la menopausia engorda, la menopausia puede ser el inicio de una nueva vida , consúltanos todas tus dudas sobre la menopausia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *