Infecciones vaginales y verano


Infecciones vaginales y verano

Infecciones vaginales y verano
Las infecciones vaginales aumentan en verano ¿ sabes por qué?

El verano y el buen tiempo están para disfrutar del sol y de los baños en piscinas y playas y por comodidad solemos llevar el bañador o bikini puestos la mayor parte del día.

Sin embargo, la comodidad y frescura que nos aporta esta prenda puede provocar un mayor riesgo de aparición de infecciones vaginales. Y es que la  humedad del bañador es un factor de riesgo importante para una infección vaginal.

 

Infecciones vaginales y verano , un factor de riesgo

La humedad es necesaria para que los hongos puedan desarrollarse y vivir. Si a un ambiente rico en nutrientes, como es la vagina, se le añade una condición de humedad constante, los hongos encuentran en la zona vaginal el lugar perfecto para crecer.

Además, una humedad excesiva altera el pH de la zona vaginal, lo cual facilita aún más la aparición de infecciones vaginales, no sólo por hongos, como la candidiasis, sino también por bacterias. Hablamos en este caso de la vaginosis bacteriana, también frecuente en verano.

Si sientes picor o escozor vaginal e irritación en la zona íntima, estate atenta al flujo vaginal. Cuando el flujo está alterado –aumenta su volumen y consistencia, y cambia el color– son síntomas habituales de una infección vaginal.

Consúltanos  si es la primera vez que te ocurre. Ten en cuenta que las infecciones por el hongo Cándida pueden ser recurrentes, por lo que si ya has vivido algún episodio de candidiasis puede que reconozcas los síntomas.

Cómo reducir el riesgo de infecciones vaginales en verano.

Para reducir el riesgo de infecciones vaginales este verano asegúrate de cambiarte el bañador o bikini húmedo si no prevés volver a bañarte en unas horas.

También el uso de una toalla específica para la zona íntima, limpia y seca, ayuda a prevenir infecciones vaginales.

Para ayudar a aliviar las posibles molestias en la zona íntima, así como para mantenerla limpia, te recomendamos que utilices un gel específico para la zona íntima y evites los productos que no respeten el pH vaginal.

Otra medida que puedes tomar es evitar aguas sucias, ya que el estado del agua también influye; unas aguas contaminadas facilitan la aparición de infecciones vaginales.

Ya ves la relación entre infecciones vaginales y verano, ten en cuenta nuestros consejos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *