Citología vaginal


Citología vaginal

citología vaginal

 

¿Qué es?

La citología vaginal, también llamada test de Papanicolau, es el estudio al microscopio de las células obtenidas mediante raspado del cuello del útero (matriz) de la mujer.

¿Para qué se utiliza?

La principal indicación de la citología vaginal es la detección precoz de una enfermedad cancerosa o precancerosa del cuello del útero, lo que, en caso de existir, permitiría iniciar el tratamiento en un momento en el que las posibilidades de curación son muy importantes .

Dado que el cáncer de cuello de útero es una enfermedad que se desarrolla muy lentamente, para que la citología vaginal (o prueba de Papanicolaou) pueda detectarlo precozmente se ha de realizar periódicamente, recomendamos a partir de los 18 años y no más tarde de los 21 o en los 3 años siguientes a la primera relación sexual con penetración vaginal. A partir de esa primera citología vaginal, y en términos generales, toda mujer deberá realizarse una citología vaginal cada 1 o 2 años.

¿Cómo se realiza la citología vaginal?

La citología vaginal se lleva a cabo como parte de una exploración ginecológica de rutina.

Al acudir a la cita, el médico nos mandará acostarnos en la camilla que se emplea para este tipo de pruebas, adoptando así la posición ginecológica o litotomía, muy común en las exploraciones de este tipo. A continuación, realizará el proceso mediante un cepillo y espátula para el raspado del cuello uterino.

La citología vaginal es muy simple y tarda menos de un minuto. No supone ningún riesgo y en principio es indolora puesto que, en ocasiones, dependiendo de la sensibilidad de la mujer puede causar alguna molestia.

Preparación de la mujer

La realización de una citología vaginal no requiere ninguna preparación especial por parte de la mujer, aunque sí se han de tener en cuenta las consideraciones siguientes:

    • No conviene ir a la cita cuando se está menstruando, ya que esto podría impedir la interpretación de la muestra extraída.
    • Evita mantener relaciones sexuales hasta 48h antes.
    • No realices lavados internos.
    • Evita usar tratamientos como óvulos, cremas o espermicidas los días previos a la prueba.

Es una prueba muy simple y en principio indolora, aunque dependiendo de la sensibilidad de cada mujer puede causar alguna ligera molestia. El raspado del cuello del útero puede producir un pequeño sangrado que cesará rápidamente de forma espontánea.

Por lo demás, la citología vaginal no supone ningún riesgo ni tiene contraindicación alguna.

Resultados de la citología vaginal

La valoración de los resultados de la citología  se realiza del siguiente modo:

Resultado negativo: un resultado normal (negativo) quiere decir que no se han detectado células anormales en la muestra obtenida y, por tanto, que no hay ningún signo de alarma.
Resultado positivo: un resultado positivo significa que en la prueba se ha detectado la presencia de células anormales, que pueden ser indicativas de diferentes tipos de alteraciones de distinta importancia y gravedad: procesos inflamatorios e infecciosos, células precancerosas que con el tiempo pueden malignizarse o células cancerosas.

Pide cita

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *