Candidiasis vaginal


¿Has sufrido alguna vez o muchas veces candidiasis vaginal ? No eres la única.

candidiasis vaginal

De hecho, la candidiasis vaginal es la infección vaginal más habitual:

  • El 75% de las mujeres occidentales la ha padecido alguna vez.
  • 1 de cada 2 mujeres presenta episodios recurrentes
  • Entre un 5-8% llegan a tener infecciones crónicas por cándidas.

Esta patología tan molesta es muy habitual, pero puede evitarse y prevenirse

Síntomas de la candidiasis vaginal

La candidiasis o vulvovaginitis candidiásica es una infección muy molesta causada por la levadura (hongo unicelular) Candidaalbicans. Afecta a la mucosa de la zona vaginal interna y externa, así como a la vulva y la zona perianal.

Candidaalbicans es un microorganismo que suele encontrarse en la vagina de todas las mujeres sanas, sin causar molestias la mayor parte del tiempo. Sin embargo, desequilibrios en la flora vaginal pueden provocar que su crecimiento se descontrole y provoque la infección.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Picor en la zona íntima que puede ser muy intenso.
  • Irritación, enrojecimiento, escozor e inflamación
  • Flujo vaginal blanco, espeso y grumoso.

Tratamiento de la candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal se trata con antifúngicos, es decir, medicamentos que eliminan los hongos. El más común es el fluconazol, que puede aplicarse en crema tópica, óvulos vaginales o cápsulas orales, según indicaciones del médico.

Factores que facilitan que vuelva a aparecer la candidiasis vaginal

  • Un ambiente cálido y húmedo. Por ejemplo, si permanecemos con ropa húmeda (ropa de baño o similar) durante mucho tiempo.
  • Un tratamiento con antibióticos, ya que estos atacan al Lactobacillus vaginal y lo eliminan, facilitando que otros microorganismos crezcan en la vagina.
  • Los cambios hormonales, por ejemplo, al tomar anticonceptivos orales o durante el embarazo.
  • Enfermedades como la diabetes (o el azúcar alto en sangre) y las enfermedades crónicas que puedan alterar la inmunidad.
  • Los tratamientos con fármacos inmunosupresores, como los corticoides.
  • El uso de ropa ajustada, de materiales sintéticos o poco transpirable.
  • El uso de desodorantes vaginales, antisépticos o jabones agresivos o muy perfumados.

Cómo prevenir la candidiasis vaginal

Dado que la candidiasis vaginal suele aparecer de forma recurrente, es imprescindible tomar algunas medidas para prevenirla:

  • Tras el baño retirar lo antes posible el bañador o bikini y secar con cuidado la zona íntima, también después de la ducha.
  • Evitar la ropa demasiado ajustada y los tejidos sintéticos.
  • Higiene específica. La higiene diaria debe realizarse con productos adecuados para la zona íntima, respetuosos con la flora vaginal y sin perfumes..

La candidiasis vaginal es una infección íntima común y muy molesta. Sin embargo, se puede prevenir con probióticos vaginales cuando sean necesarios, mediante pequeños cambios en nuestros hábitos y con la ayuda de productos de higiene especiales para la zona íntima.

Consúltanos

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *