Los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia


Las alteraciones hormonales que caracterizan esta etapa son la causa principal de los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia. El descenso de estrógenos explica estos molestos síntomas.

cambios de humor e irritabilidad en la menopausia

Alteraciones del estado de ánimo

Cuando los niveles de estrógenos bajan, como ocurre en la menopausia, hay cambios en el humor y en el ánimo. Esto provoca que durante esta etapa la mujer sufra alteraciones de su estado psicológico, con cierta irritabilidad, cambios de humor repentinos, emociones incontroladas, llanto fácil, melancolía.

Este estado bajo de ánimo se intensifica porque muchas veces la menopausia se asocia al envejecimiento. También puede coincidir con otros cambios en la vida laboral o en la esfera familiar, que la mujer puede sufrir especialmente, como el hecho de que los hijos se van de casa, en lo que se conoce como el síndrome del nido vacío, que intensifica la sensación de soledad.

Otros síntomas ligados a la menopausia pueden también aumentar esas alteraciones anímicas, como un descenso en el deseo sexual, que lleva a evitar las relaciones sexuales y puede incluso provocar algún problema con la pareja.

Como combatir los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia

La alimentación
Recomendamos una dieta rica en serotoninérgicos, con alimentos que contengan triptófano (un aminoácido esencial a partir del que se sintetiza la serotonina, un neurotransmisor que produce bienestar y relajación y tiene un efecto similar al de los antidepresivos).

Alimentos ricos en serotoninérgicos  : las carnes magras (pollo y pavo), los cereales integrales (pan, arroz, pasta), las legumbres, los berros, el salmón, la piña, el plátano, la alcachofa, los lácteos, el atún, algunos frutos secos como nueces y almendras y el chocolate, cuanto más negro, mejor.

Tomar complementos alimenticios con isoflavonas, melatonina o hierbas relajantes (hipérico, salvia, flores de bach…) puede ayudar a mejorar las alteraciones emocionales.

Y no te olvides del vaso de leche antes de dormir ¡ayuda a relajarse y a combatir el insomnio!

Evita el sedentarismo

Practicar ejercicio moderado de forma regular contribuye a mejorar el ánimo, aumenta la autoestima, ayuda a controlar el peso, libera endorfinas y sienta bien tanto física como mentalmente.

Toma el sol
El contacto con el sol es una buena ayuda para subir el ánimo. Los días soleados mejoran el desasosiego, por eso es bueno dar paseos al aire libre.
Apoyo social
Potenciar las relaciones sociales y familiares, buscando apoyo en amigos y familiares, aumentando la vida social, proporciona momentos gratificantes y eleva el ánimo. La relación con el entorno juega en esta etapa un papel importante. Son muy recomendables las reuniones, las tertulias y las actividades fuera de casa.
Busca ayuda
Un especialista debe intervenir cuando la depresión llegue a un punto en que la mujer se sienta realmente mal y no la pueda manejar. El médico podrá valorar si es necesario un tratamiento farmacológico.
Comunicación con la pareja
Hablar con la pareja, informarle de lo que nos pasa.  Muchas veces se desconocen los cambios que provoca la menopausia en la mujer y esa falta de información puede pasar factura. Si la mujer habla con su pareja y le explica lo que le pasa, será más fácil que ambos lleven mejor esta etapa.
Sexo
Mantener relaciones sexuales es muy recomendable, ya que no sólo mejoran el ánimo, sino también la autoestima, el sueño, la depresión, la relación de pareja y otros síntomas de la menopausia, como la atrofia vaginal.

Sigue estos consejos para combatir los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia, consúltanos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *